Un café con... Adriana LS Swift

10:44:00 Vanesa Sanmartín 5 Comments



Entrevistamos a Adriana L.S.Swift, autora entre otras sagas de "What if"


¿Serías capaz de definirte en una palabra?
¡Pedirle eso a alguien que quiere escribir un relato corto y acaba escribiendo tres mil páginas es
complicado! :P Puede que lo que mejor me defina sea sincera. Para bien y para mal…


Tu mayor defecto y tu mayor virtud son....
Creo que lo anterior. La sinceridad puede agradecerse pero también hace que haya mucha gente que te tema y te odie por lo que puedas decir. Al escribir también soy sincera y a lo mejor es por lo que los personajes a veces enfadan tanto a la gente y otras veces los aman. Dicen y piensan la verdad, no los disimulo por ser un libro. Y eso, como digo, es algo bueno y algo malo.


Esta sección se titula “Un Café Con....”A ti, ¿Con qué literato del pasado te gustaría tomarte un café?
Uf… Demasiados! Pero de tener que elegir, sin duda sería con Hemingway, Sándor Márai o Jane Austen.


¿Cuál es ese libro que crees que todo el mundo debería leer? ( A parte de los tuyos, claro está)
Por seguir con lo que comentaba en la respuesta anterior, diré que París era una fiesta, La mujer justa y Persuasión, de los autores citados antes con sus respectivas obras. Creo que son tres de los libros que más me han gustado hasta el momento, aunque podría citar literatura moderna y mencionar también  a Enrique Vila-Matas, o Javier Reverte, o… ¡Demasiados para elegir uno nada más!


Casi todo el mundo tiene una profesión frustrada, ¿cuál es la tuya?
La verdad es que me dedico a lo que realmente me gusta, y el resto de cosas las tengo como afición. Es decir, soy coach profesional, que es algo que siempre me ha gustado y de lo que quería vivir, y escribir, viajar y la fotografía las tengo como mis aficiones principales, así que puede decirse que estoy plenamente satisfecha en cuanto a ese aspecto.


¿A qué edad comenzaste a escribir?
Siempre he escrito, creo que desde que aprendí a leer. No sabría decir una edad en concreto, pero amaba que los profesores nos mandaran hacer redacciones, así que…


¿Fue en ese momento en el que descubriste que querías ser escritora?
Todavía no me considero escritora aunque en algunos círculos y situaciones tenga que mencionar o deje que se mencione esa palabra con respecto a lo que hago. He leído demasiada buena literatura y claro que mi sueño sería poder considerarme escritora con todas las letras, pero es muy complicado así que ese momento en el que descubro que quiero ser escritora sigue siendo el actual.


¿Recuerdas de qué trataba la primera historia que escribiste?
La primera que recuerdo que escribí, que en realidad no fue la primera pero no tengo memoria de antes de eso, fue una historia sobre unas amigas que se iban de campamento y… Creo que era algo de ciencia ficción, seguramente mi madre tenga guardada la historia así que ya se lo preguntaré algún día para que me lo enseñe pero creo que no tenía ni ocho años, así que, ¡miedo me da leer algo así!


¿Cuánto tiempo dedicas a escribir al día?
Todo el que puedo. Hay días que por mi trabajo no puedo sacar más que unos minutos y otros días que estoy más libre consigo sacar unas horas incluso. Pero no soy de las que me obligo a escribir todos los días. No quiero jamás tener que obligarme a hacer una actividad que para mí es lúdica y me reporta tanto bienestar como es escribir. Quiero que siga siendo algo que me relaja en los ratos libres, nada más.


¿Eres fiel a la novela romántica o has tocado también más estilos?
Me gusta pensar que mis libros no solamente son romance y erotismo. Son otras cosas, como situación social y política actual por ejemplo, o metaliteratura… De hecho, estoy deseando ponerme con una historia de ciencia ficción que tengo en mente desde hace ya tiempo, porque me encanta poder escribir sobre lo que sea aunque tenga menos lectores que la romántica en la actualidad.


¿Prefieres escribir en papel o en un ordenador?
Papel, siempre, aunque por comodidad si tengo el ordenador a mano, escriba en él para no tener que pasar el borrador a limpio más adelante para publicarlo. Pero mi mente se concentra más cuando tiene un bolígrafo en la mano que unas cuantas teclas debajo.


¿Tienes página web o blog en el que publiques alguno de tus escritos o la evolución de tus proyectos?
No, y sé que debería. A veces he tenido algún blog pero acabo dejando de actualizarlo por falta de tiempo y no me gusta dejar las cosas sin concluir. Aunque puede que me plantee de nuevo la idea, por lo menos para tener en un lugar todo lo relacionado con las locuras que se me ocurre publicar.


Aunque tienes publicadas varias sagas, en esta ocasión hablaremos de “What if”, ¿Qué te inspiró para crear la historia?
Es… extraño por decirlo de alguna forma, pero no sé lo que me inspiró para escribirlo. ¡O eso, o mi inconsciente no me permite decirlo! En todo caso, estaba escribiendo otra historia —que de hecho, estoy continuando ahora—, cuando me di cuenta de lo poco que me concentraba en ella. No era momento de escribirla, y sí lo era de escribir What if, porque no dejaba de ver a sus personajes en diferentes escenas. Probé a escribir las escenas que se me ocurrían aparte y seguir con la otra historia, pero cuando me di cuenta, estaba por la segunda parte de la saga de What if y de Almost solamente había escrito unas páginas. Fui escribiendo sobre la marcha, así que todo lo que ocurre en la misma es a raíz de acontecimientos sociales, políticos y hasta personales, propios o de gente anónima, que iban sucediendo. Pero nunca sé lo que me hace escribir una historia. El inconsciente es algo fascinante, ¿no crees?


¿Qué pretendes transmitir con él?
Pretendo en un principio que la gente pase un buen rato —largo, por su extensión XDDD— y pueda alejar la mente de otras cosas, que es lo que yo misma busco cuando leo un libro. Pero si alguien al leerlo puede ver que lo que deseamos a veces no es lo que sucede en la realidad, y no por ello en realidad no lo deseamos, o que no siempre todo pasa como queremos y no por ello eso es algo negativo, sino todo lo contrario, o incluso que sí, que el amor a veces todo lo puede, da igual con todo lo que tenga que luchar para conseguirlo, dan igual ideologías, da igual el pasado de cada uno, da lo mismo absolutamente todo; si el amor es más fuerte, podrá con todo, aunque el hombre sea un abogado y lord escocés moderno de cuarenta y la chica sea una periodista política de treinta años, republicana y de izquierdas.


Viendo tu formación en criminología y psicología me asalta la pregunta de por qué escribes romántica y no te has decantado por la novela policiaca o el thriller psicológico.
Todo lo que sé lo aplico a todo. En romántica por ejemplo me gusta darle vueltas a las situaciones, hacer algo de suspense y no solamente en cuanto a las relaciones amorosas, hacer evolucionar a los personajes… Aplicar la psicología a todo esto es entretenido en realidad. Y bueno, en criminología hay mucho derecho, así que Jorge no podía tener una profesión más sencilla de describir con las pequeñas pinceladas que creí conveniente dar. Cuando escribo estas historias, no me parece adecuado meter datos que al lector ni le van ni le vienen y que solamente consiguen aburrir. He leído libros que reconozco que el escritor o bien tiene mucho conocimiento sobre un tema y no sabe cómo demostrarlo así que escribe cada poco todo lo que le sale, aunque no venga a cuento, o bien tiene muchos libros sobre la mesa y está haciendo un copia y pega constante. El lector merece —merecemos— leer algo acorde a lo que hemos escogido, y aunque tenga conocimientos de criminología y psicología, no mostrarlos de una forma tan evidente que estomague.


Háblanos un poco de tus otras sagas.
Acabé hace poco la saga de Maybe, que quien haya leído What if, se dará cuenta de que es una especie de continuación de ciertos personajes —principales y secundarios. Eso sí, en esta saga los protagonistas son Carol y Alec, los dos actores elegidos para rodar la película basada en un libro algo controvertido por su contenido —escrito por Laura, la protagonista de What if…—. Tienen que lidiar con sus sentimientos, con sus vidas personales, con los fans, con la prensa y paparazzis, y en general con toda la maquinaria de Hollywood, que puede destruir cualquier cosa si no se sabe cómo lidiar con ello.
La otra saga es Coincidence, esa historia que Laura escribió y que se lleva a la gran pantalla en Maybe. Y ahí í hay thriller aparte de romance y una erótica bastante peculiar entre los protagonistas. Una policía de homicidios de Barcelona y un detective de Scotland Yard que no se dan cuenta de las coincidencias en las que ambos están inmersos hasta prácticamente el final. Casos de asesinatos, misteriosos secretos personales… Estoy acabando ahora mismo la última parte y espero que este año pueda meterme de lleno en Almost, aquella historia que dejé sin escribir por ponerme con What if. Ya la retomé en abril pero me prometí a mí misma no seguir con ella hasta no terminar Maybe y Coincidence, ¡o me volvería loca!


¿Recuerdas más o menos cuánto tiempo has invertido para terminar toda la saga “What if”?
La escribí en un par de meses más o menos. Eso sí, me costó mucho dejársela leer a alguien. Nunca enseñé lo que escribía a la gente y fue difícil.

¿Tocaste muchas puertas antes de conseguir publicarla?
No he tocado ninguna, jaja. Simplemente, me autopubliqué. No ambiciono publicar a toda costa con ese tipo de contratos que he tenido oportunidad de conocer en escritoras que están publicando bajo un sello editorial. Si toco en un futuro puertas, y se abren, será porque sepa que no me acogen en su editorial como relleno de catálogo, sino porque creen realmente en mí, no como fórmula de cortesía. Quiero que escribir siga siendo algo que me guste, no algo que me acabe desencantando.


 A veces el título es una odisea más grande que la escritura de la novela, ¿a ti te costó mucho encontrarlo? ¿Y elegir la portada?
Los títulos me suelen venir mientras escribo o incluso durmiendo, así que no me entero por suerte de lo que es elegir un título, porque cuando escribo artículos por ejemplo, soy malísima con eso. Y el tema de las portadas es doloroso reconocerlo, pero, ¡soy mala a conciencia con ese tema! Tienen una simbología, claro, quien haya leído la saga, entenderá por qué las rosas negras, por qué un toque dorado, incluso el negro o el blanco del resto de la portada tiene también un por qué con respecto al fondo… suave o duro, por llamarlo de alguna forma, de esa parte concreta. Me gustaría poder saber hacer mejores portadas, incluso una edición más bonita. Los que somos lectores, siempre tenemos en mente el libro ideal con una edición de lujo. Pero no tengo ni idea de cómo hacer todas esas cosas. Eso sí, si alguien sabe, con gusto llevo a cabo sus ideas. Y quienquiera mejorar mis portadas —que la cosa está sencilla jaja—, ¡yo encantada!


¿Eres de esos escritores que basa sus personajes en gente de su entorno o en sí mismo?
Sí que a veces me he acordado de alguien para escribir un secundario o un pequeño figurante esporádico, pero por lo general no pienso en nadie para escribir mis personajes. Incluso físicamente. Si intento imaginarlos como alguien concreto, no soy capaz de escribir si los imagino como alguien que ya existe, así que dejo que sea gente anónima que ronda por mi cabeza. Eso sí, a veces se me escapa algún comportamiento propio que plasmo en mis personajes.


¿Existe ya un nuevo proyecto navegando por tu cabeza?
¡Siempre! :P Aparte de estar terminando la saga de Coincidence, he retomado la historia de Almost, y por ahora la imagen que tengo en mi cabeza para el protagonista es Scott Eastwood, aunque no tengo claro que acabe viéndole a él a mitad de la historia, jeje. Otra historia que tengo ganas de empezar es una de ciencia ficción que ya comenté, pero quiero ir tranquila con Almost, se merece que le dé una oportunidad y le dedique tiempo exclusivo para escribirla.


Por último, ¿qué dirías a los lectores para que se animasen a leer la saga “What if”?
¿Qué les diría? En general se me da fatal no, lo siguiente, venderme jaja. Pero quiero que sepan que What if es una historia de amor clásica y moderna a la vez, que mezcla libros, música y cine, que tiene viajes de todo tipo y situaciones inverosímiles pero que podrían sucederle a cualquiera. Dadles una oportunidad a Jorge y Laura para juzgar por vosotros mismos si ellos merecen estar juntos y decidme que a vosotros también os ha llegado a desesperar Laura en algún momento de la historia, porque me sentiré mejor viendo que no estoy sola con respecto a ese sentimiento :P


Muchas gracias Adriana por tus respuestas y mucha suerte con la "What if" y las demás sagas.


5 comentarios:

  1. Me he leído todas sus historias y ahora esto esper ando la continuación de Coincidence. Adriana LS Swift es una gran escritora, me encanta la trama que lleva y la forma en que cuenta la historia. Es una escritora genial y tiene mucho futuo.... Me alegro mucho de haberla descubierto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estefanía.
      A mí todavía me faltan unos pocos libros antes de comenzar a leer su saga. Pero tengo muchas ganas de leerla porque he leído maravillas de ella y estoy segura de que me gustará.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Felicidades a las dos por la entrevista, me ha encantado. Preguntas y respuestas muy inteligentes. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la entrevista ,no se deja nada en el tintero ,me falta leer coinciden y maybe pero What if lo devoré ,besitos y te sigo linda!!!

    ResponderEliminar