Un café con... Asier Garay

10:12:00 Vanesa Sanmartín 0 Comments





Nos tomamos un café virtual con Asier Garay, autor de Metropol Ciudad Cero


¿Serías capaz de definirte en una palabra?
Perseverancia.

Tu mayor defecto y tu mayor virtud son....
Mi mayor defecto es que me lo tomo todo muy a pecho, es algo que estoy tratando de solventar. Esto provoca, además, que las malas críticas (que ya de por sí suelen sentar mal) me lleguen como un puñal.
Mi mayor virtud es que me entrego en mis proyectos a fondo, de corazón. No empiezo nada que no vaya a terminar o, al menos, que no vaya a llevar muy muy lejos.

Esta sección se titula “Un Café Con....”A ti, ¿Con qué literato del pasado te gustaría tomarte un café?
Con Platón, sin duda. Sé que me he ido muy atrás, pero enfocaba el mundo de una forma muy interesante.

¿Cuál es ese libro que crees que todo el mundo debería leer?
La saga de Canción de Hielo y Fuego (más conocida como Juego de Tronos). Dejando a un lado el éxito que ha tenido, es muy intrigante ver el realismo de los personajes y hacerse a la idea de que, si algo se quiere lograr en esta vida, hay que jugar a nuestro propip “juego de tronos” personal.

Casi todo el mundo tiene una profesión frustrada, ¿cuál es la tuya?
La interpretación. Es algo que he hecho siempre.

¿A qué edad comenzaste a escribir?
No lo recuerdo. Imagino que en la adolescencia, aunque “Metropol: Ciudad Cero” lo empecé a concebir hace tres años.



¿Fue en ese momento en el que descubriste que querías ser escritor?
Aunque suene feo, nunca he querido ser escritor. No es que lo vaya a tratar como un hobby, es que sé que no va a ser mi profesión. La escritura es algo que no abandonaré nunca, es una forma de expresar las turbulencias de mi mente sobre las palabras. Por eso escribo, por eso “soy escritor”, porque me gusta crear. No soy escritor, soy creativo.

¿Recuerdas de qué trataba la primera historia que escribiste?
Sí, sobre la conexión entre una niña y una lejana reina de hielo.

¿Cuánto tiempo dedicas a escribir al día?
En mis momentos álgidos de escritura, varias horas.

Para escribir, ¿papel u ordenador?
Ordenador, absolutamente. No hay mejor manera de poder corregir tus propios errores.

¿Tienes página web o blog en el que publiques alguno de tus escritos o la evolución de tus proyectos?
Tengo mi página de Facebook, con más de 100 seguidores y muy buena acogida:

Hablemos de tu libro “Metropol, Ciudad Cero”, ¿Qué te inspiró para crear la historia?
La raíz principal de este argumento es el cambio en el sistema, la adrenalina y el suspense que se produce en el conjunto de una población cuando todo aquello en lo que tienen fe (o no) se resquebraja, cuando sabes que fuerzas mayores están luchando por el control de algo y tú no eres más que un ser diminuto e indefenso que no sabe cómo interceptar, apoyar o rechazar lo que ocurre, porque no depende de ti. Esa sensación que se vive en muchos golpes de estado, o incluso atentados terroristas, es una de las bases de las que nació Metropol.



¿Qué pretendes transmitir con él?
Una crítica de la sociedad, aunque esta vez sea una sociedad utópica y, sobre todo, burlar los estereotipos sociológicos a los que muchas historias nos tienen acostumbrados.

“Metropol”, es una Saga, ¿nos puedes adelantar por cuántos volúmenes estará formada?
Tal y como dije en la presentación del libro hace casi un mes: más de uno y menos de cien. En mi cabeza puede estar más o menos formada la historia, pero el número de partes que tenga puede variar perfectamente. Nunca se sabe. Por lo menos, será una trilogía, cosa que comenté también la semana pasada en Radio San Vicente.


“Metropol” está separada de lo Desconocido,  ninguno de sus habitantes sabe que hay más allá de los muros que la protegen. ¿Conoceremos en este u otro volumen el mundo que la rodea?
Si te dijera que no, no me creerías. Estamos acostumbrados a que en un libro se resuelvan siempre los principales enigmas (aunque a veces se dejen algunos cabos sueltos). No voy a adelantar nada, pero sí diré que en lo Desconocido están las respuestas para entender “lo Conocido”.

¿Recuerdas más o menos cuánto tiempo has invertido para terminar “Metropol, Ciudad Cero”?
Sí. Para estructurar la novela inicial (junto con atisbos de las siguientes) empleé dos años, mientras que para escribir el libro en sí sólo tres meses, dedicando mucho tiempo concentrado a escribir. El tiempo de corrección duró más de medio año.

¿Tocaste muchas puertas antes de conseguir publicarla?
Ninguna de momento. Aposté por Amazon, y para lo que la promuevo me está sirviendo. No descarto en absoluto buscar editoriales, pero antes quiero labrarme mi propio público.

 A veces el título es una odisea más grande que la escritura de la novela, ¿a ti te costó mucho encontrarlo? ¿Y elegir la portada?
Metropol es la ciudad, pero “Ciudad Cero” es un concepto que tiene todavía mucho más tiempo, incluso estaba basado en otra ciudad completamente distinta. Con lo cual, en el momento de escribir la novela, el título ya estaba decidido.
Por otro lado, la portada se me ocurrió después de comprarme un llavero en Roma que tiene exactamente la misma forma.

¿Eres de esos escritores que basa sus personajes en gente de su entorno o en sí mismo?
No exactamente, pero muchos de los personajes trasmiten ideas o conceptos que yo mismo defiendo o predico con habitualidad. Es decir, no están inspirados en mí, pero son un canal para manifestar parte de mis pensamientos.

¿Existe ya un nuevo proyecto navegando por tu cabeza?
La siguiente entrega de la Saga Metropol, en la que ya estoy trabajando, pero también tengo en mente otras historias completamente ajenas.

Por último, ¿qué dirías a los lectores para que se animasen a leer “Metropol: Ciudad Cero”?     
La gente se lee la sinopsis de “Metropol: Ciudad Cero” y dicen: “anda, como Divergente”. No, no tienen nada que ver y hasta personas muy puestas en el género me lo han transmitido.
La que cuenta este libro no es una historia corriente, sino varios argumentos en varios ámbitos, todos conectados y que giran en torno a una trama principal, de la que todos acaban siendo partícipes. Existen misterios, secretos, traiciones, “buenos”, “malos”, “regulares” y sobre todo muchas preguntas sin respuesta. Lo que, según la crítica, caracteriza mi libro, es que continuamente tienes dudas en la cabeza. Acabas formando parte de los personajes y te invaden sus propias preocupaciones. Por otro lado, unos saben unas cosas, y otros saben otras. El lector es el único que lo sabe todo… y no sabe nada.

En definitiva, recomiendo mi libro porque no está construido como la mayoría, porque la gran diversidad de personajes provoca que los lectores acaben escogiendo su favorito y lo defiendan a muerte, porque acabas viéndote envuelto en un conflicto y no puedes parar de leer hasta que el conflicto se termina… si es que termina. Todo esto no lo digo yo, yo no sería capaz de hablar así de mi propio libro. Esto lo dicen los que se lo han leído. Y la gente es muy crítica conmigo, ya lo he dicho al principio de la entrevista: odio las malas críticas, y por eso la gente me las hace, para que aprenda a quererlas.

Muchas gracias Asier por tus respuestas y mucha suerte con la Saga Metropol.

0 comentarios: