Un café con... Antonio Sánchez-Moreno

16:44:00 Vanesa Sanmartín 0 Comments




Hoy nos tomamos un café virtual con Antonio Sánchez-Moreno, autor de Los príncipes del mundo


¿Serías capaz de definirte en una palabra?
Natural

Tu mayor defecto y tu mayor virtud son....
Siempre he sido muy pensativo y me encierro mucho en mi mundo interior. Eso hace que a veces no me dé cuenta de las cosas que le suceden a la gente a mi alrededor, o la importancia que tienen esas cosas para ellos.
Por otro lado me considero leal, tanto a personas como a principios, nadie puede convencerme nunca de hacer caso omiso a lo que creo que es correcto. También es algo que me ayuda mucho en mi trabajo como profesor.

Esta sección se titula “Un Café Con....”A ti, ¿Con qué literato del pasado te gustaría tomarte un café?
Isaac Asimov. Creo que es un hombre apasionante con una mente privilegiada. Sé que podría aprender un montón de cosas en apenas unos minutos de conversación.

¿Cuál es ese libro que crees que todo el mundo debería leer?
“Cuentos para entender el mundo”, de Eloy Moreno. Es una recopilación de pequeñas historias que te hacen reflexionar casi siempre. Fue un auténtico descubrimiento.

Casi todo el mundo tiene una profesión frustrada, ¿cuál es la tuya?
Supongo que periodista deportivo, pasé años queriendo ser comentarista de radio deportiva, aunque tampoco fue una aspiración muy seria nunca. Nunca he tenido una gran frustración profesional.

¿A qué edad comenzaste a escribir?
A los cuatro años. Mi abuelo escribía a máquina y a veces me invitaba a sentarme con él para escribir alguna cosilla. Aquello me enganchó, y empecé a escribir pequeñas historias por mi cuenta.

¿Fue en ese momento en el que descubriste que querías ser escritor?
No, pero sí que era algo que me gustaba hacer. Pasé años escribiendo microrrelatos, y con catorce años me animé por primera vez a escribir algo más largo. En realidad no empecé con la intención de llegar a nada, pero el libro avanzaba y yo seguía igual de motivado, así que me lancé a contar una historia de verdad.

¿Recuerdas de qué trataba la primera historia que escribiste?
Sí, y la tengo guardada con mucho cariño. Era apenas media página en la que contaba cómo el fútbol en España entró en crisis porque alguien empezaba a secuestrar futbolistas. Lo curioso es que eran los entrenadores los que se encargaron de recuperarlos, pero un niño no entiende demasiado de esas cosas.

¿Cuánto tiempo dedicas a escribir al día?
Como profesor no dispongo de tanto tiempo libre como me gustaría. A lo largo del curso académico apenas escribo, pero una vez que llega el verano me pongo en marcha. Hay días en los que no toco el ordenador, pero hay otros en los que he llegado a estar cuatro o cinco horas si estoy inspirado.

Para escribir, ¿papel u ordenador?
Me encanta garabatear y escribir descripciones que pueda utilizar en mis libros o alguna estrofa poética, pero cuando me pongo serio siempre en ordenador.

¿Tienes página web o blog en el que publiques alguno de tus escritos o la evolución de tus proyectos?
No. Lo he pensado más de una vez, un sitio donde poder incluir pequeñas biografías de los personajes, con su dibujo o cómo llegaron a donde llegaron en mis libros; pero creo que no podría dedicarle el tiempo necesario.

Hablemos de tu libro “Los príncipes del mundo”, ¿Qué te inspiró para crear la historia?
Siempre me apasionaron las historias en las que varias razas luchan por la supremacía. Sin embargo siempre son historias de dos razas igual de poderosas que tienen una rivalidad ancestral, y yo quería hacer algo diferente: crear una nueva raza en el mundo real, con un origen concreto y plausible. Una historia factible en nuestro propio mundo.

¿Qué pretendes transmitir con él?
Que no importa lo que ocurra en la vida o a lo que te enfrentes, que el resultado depende de cómo te tomes cada situación, y que puedes luchar por lo que quieres aunque no seas como los héroes de los libros y las películas. Siempre va a haber dificultades, pero la fuerza de voluntad es un arma muy poderosa.

¿Escribes sólo sobre el género fantástico o has tocado más estilos?
Tengo un par de ideas para trabajar en otros géneros, pero hasta ahora solamente he trabajado con la fantasía, salpicada por la ciencia ficción.

¿Cuáles son, a tu parecer los pros y los contras del género de fantasía?
Para mí lo mejor de la fantasía es que cada historia puede hablarnos de un mundo completamente nuevo. El autor puede inventar unas nuevas leyes naturales para crear algo particular y diferente a lo demás. No hay límites para la imaginación en una historia fantástica, así que cualquier cosa es posible.
Por otro lado, creo que puede ser más fácil desechar una historia de fantasía que de otras temáticas. Como los mundos son muy abiertos es más fácil que uno no nos convenza y lo desechemos sin darle una oportunidad. Yo mismo he leído apenas un par de páginas de grandes títulos porque no me convencían las mencionadas “leyes naturales” de esa historia.


¿Recuerdas más o menos cuánto tiempo has invertido para terminar “Los príncipes del mundo”?
Casi toda la historia la escribí en cuatro veranos, uno menos que la primera parte. Cada verano me voy cuatro semanas fuera, ahí es cuando más aprovecho para avanzar.

¿Tocaste muchas puertas antes de conseguir publicarla?
Solamente lo había intentado en una editorial, pero en contra de lo que creía era una editorial de auto publicación. Desde que me planteé la posibilidad de publicar lo hice pensando en que la gente cercana pudiera leer mi historia, y la inversión que me exigían era exagerada. Entonces contacté con una persona que había publicado allí y me recomendó la Editorial Hades, que me dio el visto bueno y mostró interés desde el primer momento.

 A veces el título es una odisea más grande que la escritura de la novela, ¿a ti te costó mucho encontrarlo? ¿Y elegir la portada?
Fue más fácil que con la primera parte. Escribiendo el libro hubo un momento dado en el que tenía claro que éste era el título, que concordaba completamente con la historia. Y la portada también planteó pocos problemas, tenía dos escenarios en mente y se los planteé al ilustrador, que eligió uno e hizo un trabajo realmente magnífico. Fue el primer volumen el que dio más quebraderos de cabeza.

¿Eres de esos escritores que basa sus personajes en gente de su entorno o en sí mismo?
La mayoría de los personajes tienen algo en común con una persona real o un personaje de ficción. Puede ser la personalidad, el nombre o la apariencia física, no hay ninguno que sea tal cual en la realidad, pero hay pocos personajes que sean completamente inventados.

¿Existe ya un nuevo proyecto navegando por tu cabeza?
Ahora estoy trabajando en la tercera parte de la historia, el desenlace de la distopía. Pero tengo otros dos proyectos en mente para abordar a largo plazo, uno de ellos fantástico también.

Por último, ¿qué dirías a los lectores para que se animasen a leer “Los príncipes del mundo”?

Trabajé mucho para desarrollar una trama fantástica en un mundo real, es algo que nos podría suceder en el futuro. La gente que la ha leído hasta ahora dice que es una historia muy original e interesante, con escenarios increíbles.

Muchas gracias Antonio por tu tiempo y mucha suerte con tu libro "Los príncipes del mundo"


0 comentarios: